El baño

Viernes, 28 de Febrero de 2014 20:00 administrador
Imprimir

 

El agua baña el cuerpo. El silencio baña tu espiritu. Tómate

Semanalmente ( si es posible diariamente) un baño de algunas horas de

silencio. Totalmente solo y despojado. Sin libros, sin palabras, sin amigos,

sin dinero, sin enemigos, sin trabajo, sin ocio, sin máquinas ni aparatos de

especie alguna. Sin ruido interno, y de ser posible sin ruido externo.

Totalmente libre. Inúndate de silencio, los domingos desde el amanecer,

o los miércoles al atardecer, o cuando quieras, tanto da, Pero decídelo.

Toma ese baño que es tanto o más importante que el baño de agua.

Inúndate de silencio y luz. Comprenderás tú mismo.